Naturaleza y alcance del Acuerdo de París: Compromisos y acción para el Estado salvadoreño

Fecha:01/02/2016

La naturaleza del Acuerdo de París refleja la agenda del grupo de países desarrollados y afines, que desde 2009 impulsaron una estrategia de transición del régimen climático vigente hacia otro más laxo, incompatible con el logro de la meta mundial dictada por la ciencia.

Los gobiernos y sociedades deberán fortalecer el multilateralismo en el marco del Acuerdo, para asegurar que los Enfoques Cooperativos, el Marco Tecnológico y el de Transparencia, y los Mecanismos para la Acción, Balance y Diálogo acordados, apliquen criterios y reglas que viabilicen la meta mundial.

Además de emitir dictamen favorable y tramitar la pronta ratificación del Acuerdo; en virtud de éste, el gobierno salvadoreño deberá desarrollar la primera «Contribución Determinada a nivel Nacional» (NDC), y presentarla a más tardar al momento de depositar el instrumento de ratificación.

El Órgano Ejecutivo deberá mejorar la pertinencia, calidad y sustentación de la «Contribución Prevista Determinada a Nivel Nacional» (INDC) presentada en 2015; y asegurarse que la primera NDC cumpla la integridad ambiental, transparencia, ausencia de doble cómputo, exhaustividad, comparabilidad, exactitud y coherencia.